Disfrutando de las bodegas de La Rioja

Disfrutando de las bodegas de La Rioja

La curiosidad y el interés son palabras que usamos a menudo. Siempre las relacionamos a cuestiones que nos gustan, que nos atraen. Y es que todos tenemos debilidad por ciertos asuntos. Puede ser cualquier cosa: algún deporte, observar las estrellas, la gastronomía y, como no, ser amante del vino. Nosotros lo somos, disfrutamos cada copa de vino que catamos. Nos atrae, nos gusta aprender de este mundo infinito.

Descubrimos nuevas bodegas, nuevas variedades, nuevos viñedos y nueva información de este ámbito ya que actualmente, este sector supone un motor de desarrollo rural, cultural y medioambiental en España, convirtiéndose así en el país con más hectáreas dedicadas a los viñedos de todo el planeta.

Es en este contexto, España, junto a Italia o Francia, se sitúa en una posición inmejorable, ya que dispone de una gran variedad de Denominaciones de Origen repartidas en las 17 Comunidades Autónomas. En este post destacamos las D.O.Ca (Denominaciones de Origen Calificadas), que deben cumplir requisitos como el reconocimiento de D.O. de más de 10 años o comercializar botellas desde bodegas inscritas y ubicadas en las zonas geográficas delimitadas además de estar cartografiadas por municipios. Pese a que centraremos la atención en La Rioja, también destacan otras zonas, como Priorat.

contino

Ubicamos La Rioja entre el País Vasco, Navarra, Aragón y Castilla y León. A ambos márgenes del río Ebro con más de 65.000 hectáreas. Destacan tres zonas con características vitivinícolas: Rioja Alta, Rioja Alavesa y Rioja Oriental. Las tres sacan beneficios de las influencias climáticas atlánticas y mediterráneas que propician un clima temperado con unas precipitaciones anuales idóneas para el desarrollo de los viñedos. La diversidad de suelos y orientación de los viñedos junto con las técnicas de cultivo aplicadas, le dan a esta región unas peculiaridades únicas para elaborar un amplio abanico de vinos con personalidad e identidad para ser conocidos como terruño.

El objetivo de esta D.O.Ca es reconocer su diversidad y valorizar el origen singular para llegar al siguiente nivel cualitativo y así agrandar la leyenda vinícola de estas tierras. A finales del siglo XVIII se fundó la Real Junta de Cosecheros para contribuir a la mejora de la calidad vinícola y facilitar la comercialización. Desde entonces, las bodegas de La Rioja han mejorado y se han expandido hasta al punto de liderar la estructura productiva y comercializadora de toda España.

En La Rioja, igual que cada Denominación de Origen, se han cultivados aquellas variedades de uva con mejores cualidades de adaptación a la climatología y a los suelos. En las variedades de uva blancas, de más a menos porcentaje de viñedos: viura, tempranillo blanco, verdejo, garnacha blanca, sauvignon blanc, chardonnay, malvasía, Maturana blanca y turruntés. En las variedades tintas: tempranillo, garnacha tinta, graciano, mazuelo y Maturana tinta.

Desde 2017, La Rioja atiende al origen de todos sus vinos para así potenciar y reconocer sus procedencias y diversidad. Es decir, según su origen, los vinos deben cumplir unos requisitos cualitativos. Este control sirve para identificar las prácticas de cultivo, el control físico y documental de los viñedos, que pueden ser:

  • Viñedos singulares: dedicados a esos vinos vinculados al terruño para distinguirlos y valorizarlos.
  • Vinos de municipio: para dar más visibilidad a esas entidades geográficas reconocidas desde hace casi 20 años.
  • Vinos de zona: con la distinción de las tres sub-zonas consiguen regular y dar a conocer un etiquetado poco común para esta D.O.

También se le da una importancia caudal al ensamblaje y envejecimiento de los vinos para poder ofrecer la mejor calidad a todos los consumidores, que se divide en:

  • Joven: vinos en su primer o segundo año con características frescas y afrutadas.
  • Crianza: vinos de más de tres años que permanecen, como mínimo un año, en barrica de roble. En el caso de los vinos blancos, el período mínimo en barrica es de 6 meses.
  • Reserva: vinos seleccionados con crianza mínima, entre barrica y botella, de tres años. En el caso de los vinos blancos el período mínimo de crianza es de 2 años, de los cuales 6 meses en barrica.
  • Gran Reserva: vinos de grandes cosechas criados más de cinco años, con al menos dos años en barrica y dos más en botella. En el caso de los vinos blancos, el período de crianza mínimo es de 4 años, con un mínimo de 6 meses en barrica.

Siendo ya unos expertos en lo que supone formar parte de la D.O. Ca La Rioja, es momento de viajar y conocer más a fondo como trabaja cada bodega.

Desde La Vinateria, Mª Antònia y Jordi visitaron la zona de la Rioja Alavesa: Laguardia, Elciego y Labastida, municipios donde la tradición vinícola es visible en todas y cada una de las calles. Tuvieron la suerte de poder entrar y disfrutar de unas bodegas con gran recorrido histórico y acercarse a sus famosas barricas y viñedos como el Marqués de Riscal, Remelluri, Remírez de Ganuza y Contino.

También pasaron por la Rioja Alta donde visitaron Haro y conocieron el Barrio de la Estación donde se encuentran las bodegas más importantes de la Rioja Alta. En este punto fluctúa la historia arquitectónica de la industria vitivinícola con la modernización e innovación de cada generación que pasa por esas bodegas. Su principal objetivo es seguir creciendo sin dejar atrás su pasado. Entre todas las impresionantes y reconocidas bodegas de ese sector de La Rioja, ellos visitaron López de Heredia, Muga y CVNE.

Durante los próximos meses iremos contando como disfrutamos de las visitas de algunas de las bodegas de la D.O.Ca La Rioja. Estad atentos. Fueron experiencias magníficas que deseamos compartir con todos vosotros.

En LaVinateria encontraréis los mejores vinos tintos de La Rioja. Nuestra selección de vinos tintos Rioja, es genial y apta para todos los gustos: vinos tintos Rioja Crianza, vinos tintos Rioja Jóvenes y también vinos tintos Rioja Gran Reserva. Todos ellos muy baratos y de gran calidad.