Cómo degustar el brandy

Cómo degustar el brandy

El brandy es un tipo de aguardiente obtenido a través de la destilación del vino. En muchas ocasiones se confunde con el coñac. Hoy te explicaremos cómo degustar correctamente un brandy y la diferencia con el coñac.

El brandy es un tipo de bebida alcohólica y el coñac es un tipo de brandy. La diferencia principal entre el brandy y el coñac se puede resumir en 2 puntos: materia prima y dónde se fabrica, entre otras cuestiones.

El brandy se produce en todo el mundo, pero el coñac solo se elabora en la región de Cognac en Francia, ubicada al norte de la ciudad de Bourdeos.  También, el brandy, se elabora con cualquier variedad de uva pero el coñac solamente se elabora con uva blanca ugni blanc, colombard o folle blanche.

Ahora que ya conocemos dos de las diferencias principales entre el brandy y el coñac, veamos cómo degustarlo correctamente.

El brandy es una bebida con una larga tradición y trayectoria. Debe ser consumido en una copa de balón, de tallo muy corto y cáliz amplio en la base y ligeramente más estrecho en la parte superior. Esta copa favorece la evaporación y permite oler sus intensos aromas.

Un pequeño truco para saber la cantidad de brandy que debemos servir: colocar la copa en horizontal y que el brandy no se derrame.

En cuanto a la temperatura en que debe servirse, se aconseja que sea entorno a unos 20 grados. Antiguamente se calentaba la copa antes de servir el brandy, aunque ya no se recomiendo ya que se intensifica la sensación alcohólica.

¿Y tú? ¿Eres un amante del brandy?

Descubre la gran selección de brandys de nuestra tienda online aquí.